Por amor a la Física

Una buena medida de la ralentización que ha sufrido el blog es que estoy empezando a escribir la reseña de un libro que llegó a casa en navidades. Lo he leído poco a poco en contra de lo que acostumbro a hacer con los libros que, como este, me apasionan. He tenido que buscar cada minuto para dedicar a la lectura entre un alud de momentos de desconcierto.
Portada del libro Sin embargo puedo decir que ha merecido la pena y que he disfrutado enormemente con su lectura. La clasificación del libro es difícil, pues se trata de una biografía incompleta aderezada de lecciones de física a nivel divulgación, pero también podríamos decir que se trata de un libro de divulgación científica plagado de anécdotas personales.
En cualquier caso el profesor Lewin nos proporciona una lectura amena, en muchos momentos apasionante, plagada de referencias a páginas de la web donde ampliar la información.
Quizás lo que más me ha gustado es que su forma de ver la física es básicamente la misma que yo he tenido siempre, como la ciencia que nos permite entender como funciona el mundo y como un camino de descubrimientos.
Estoy convencido que en los estudios no hay materias áridas, sino profesores incompetentes. La aventura de descubrir, el placer de conocer es tan intenso, que ocultarlo tras explicaciones tediosas o aburridos e inútiles cálculos solo puede ser atribuido a la ignorancia y la incompetencia. Durante mi vida de estudiante algunos profesores apasionados me han hecho disfrutar de sus asignaturas, los mediocres me han aburrido con sus peroratas, exabruptos, y monotonía.
Walter Lewin expresa magistralmente la clave de su éxito en las últimas páginas de su libro cuando escribe: “…siempre intento mostrar a mis alumnos el bosque, en lugar de hacer que suban y bajen de cada uno de los árboles.”
Profesores: no aburráis a vuestros alumnos haciéndoles trepaa a los árboles: mostrad la belleza del bosque y ellos mismos no querrán hacer otra cosa que recorrerlo e investigar.
Es casi imposible pasar por las páginas de este libro sin apasionarse con el autor por las maravillas del universo y disfrutar con los descubrimientos de los Físicos a través de la historia vistos como una apasionante novela de aventuras.
Los que ya aman la física disfrutarán como gorrinos en un charco, pero a los que “aún no les gusta” la física, les recomendaría que echasen un vistazo al libro, porque estoy seguro que también disfrutarán de él y muy probablemente tendrán una nueva y sorprendente visión de esta ciencia.

Esta entrada fue publicada en Libros. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Por amor a la Física

  1. Pingback: Bitacoras.com

Los comentarios están cerrados.