Butano en el sobaco

¿Que nos ponemos para combatir o prevenir el mal olor corporal?. Butano. Sí, ese gas que también se vende en las bombonas de color naranja y que se usa para cocinar y para calentarnos en malolientes estufas. Ese producto gaseoso altamente inflamable que tiene por fórmula química CH3CH2CH2CH3.

Desodorantes

Ese y no otro es el componente universal común a todos los desodorantes en aerosol que se venden en España.

Yo usaba un desodorante de marca 9.60 que vendían en mercadona. Y digo vendían porque un buen día llegué y había desaparecido. Lo compraba por varios motivos. El prmero es que su perfume era sumamente discreto. El segundo es que su propelente era el aire. Algo práctico y nada contaminante. Un insignificante esfuerzo con el dedo y al mismo tiempo que nos protegemos del olor a ganaderia, salvamos el planeta de CFC y otros gases asesinos de la capa de ozono.  Antes había usado otro que funcionaba por el mismo principio físico, pero también desapareció del mercado.

Ante mi asombro, Mercadona no me dio ninguna explicación, simplemente que no iban a volver a comercializarlo. Cuando me lancé a la búsqueda de restos de existencias ya era demasiado tarde. Un empleado de la cadena de supermercados me dió una pista terrible. a mis preguntas por algún desodorante que funcionara con atomizador manual, me dijo “¿Sabe usted si venden alguno en algún sitio?.

Efectivamente tras una intensa exploración del mercado descubrí que solo un apestoso producto que venden en la sección de perfumes de lujo de unos conocidos grandes almacenes, a un precio desorbitado, venía envasado en aerosol. Me resultaría más barato recubrirme los sobacos con láminas de oro que rociarlos de aquel producto de perfume insufrible.

butaneroEn la exploración del mercado de los desodorantes masculinos descubrí con qué nos gaseamos el sobaco: con butano. Ahora la prohibición de fumar en interiores adquiere otra dimensión, entiendo que fumarse un “piti” en el gimnasio, después de realizar un duro ejercicio físico no solo es un contrasentido, sino que pone en grave riesgo de incendio a la instalación, por no mencionar una depilación a la llama más que probable para cualquier fumador con mal olor corporal que no preste atención a los componentes principales de su desodorante.

Aunque no sirva de nada, quiero hacer constar aquí mi enérgica protesta. El butano no forma parte natural del aire que respiramos. Millones de toneladas se vierten a la atmósfera cada día por sudadores higiénicos y previsores de su olor corporal, pero despreocupados de la protección de la atmósfera y de los riesgos de incendio que su higiene provoca.

Porque nadie debe ignorar cual es la razón de esta proliferación del butano como propelente. No puede ser otra que la omnipresente economía. Tener por seguro que meter butano en los frascos de desodorante debe ser más barato que meter aire y con el butano a presión hay que meter menos producto, porque al propulsarse en gotas más pequeñas cunde más. Economía de la que no es beneficiario el consumidor -por supuesto- sino los comerciantes y fabricantes que cobran lo mismo, por menos producto.

Por otra parte, con todo el butano que nos echamos en el sobaco y otras partes potencialmente malolientes de nuestra anatomía, ¿cuantas familias podrían calentarse en los duros inviernos?. La cuestión traspasa el ámbito de la ecología para adquirir tintes de injusticia social.

Creo que impone una acción enérgica y radicalmente dirigida contra los intereses económicos que promueven el derroche energético y la contaminación de la atmósfera. Lo que pasa es que no se me ha ocurrido aún cual puede ser, entre otra cosas porque si dejamos de usar desodorante, no vamos a poder hacer actos multitudinarios sin un grave perjuicio para nuestra sensibilidad.

Nota: (Editado el 08/03/2017) En diciembre de 2016 descubrí con gran alegría que Mercadona ha devuelto a las estanterías el desodorante “9.60” en botes de aerosol, sin gas. Y la semana pasada (marzo 2017) descubrimos que también tiene una línea femenina. Mi enhorabuena a Mercadona.

Esta entrada fue publicada en Fugaces y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.