El Ejecutivo al Minuto

Estas navidades me regalaron un librito, “El Ejecutivo al Minuto”, la mar de interesante. En pocas hojas de letra grande -de ahí que me permita la confianza de llamarlo ‘librito’- explica unas ideas sobre las tareas del ejecutivo y como llevarlas a cabo.
No es un manual completo de dirección de empresas, son unas ideas muy escuetas, pero muy interesantes. Por ello no es de extrañar que este libro, escrito y publicado en 1982 se hayan vendido más de 10 millones de ejemplares y haya sido traducido a más de veinte idiomas.
Kenneth Blanchard, uno de sus autores, es conocido por ser el desarrollador de la teoría del Liderazgo Situacional que viene a decir que la efectividad del liderazgo depende de la interacción entre el líder, los subordinados y otras variables situacionales.
Spencer Johnson, el otro autor, ha publicado más de una decena de libros relacionados con la medicina y la psicología, entre ellos el famso éxito ¿Quién se ha llevado mi queso?.
A través de una parábola, en “El Ejecutivo al Minuto” plantean tres principios fundamentales para ser un buen ejecutivo:

  1. La Previsión de Objetivos de un Minuto.
  2. Los Elogios de un Minuto.
  3. Las Reprimendas de un Minuto

Se pretende dar la idea de que la aplicación de estos principios convertiran al lider en una persona básicamente ociosa que resuelve en un minuto todas sus tareas de forma eficaz.
En realidad se trata de una expresión particular de las funciones directivas, que cualquier responsable de un área debe tener en cuenta: Los objetivos deben ser expresados de forma clara y concisa, todos los niveles de la organizacion deben conocer sus objetivos, y realizar las tareas propias -no las de los otros- y los jefes deben delegar las funciones y asumir las responsabilidades y para ello deben ejercer el control del complimiento de los objetivos informando a los ejecutores de los mismos cuando su actuacion es correcta y cuando es incorrecta, teniendo en cuenta que trata con personas y que debe quedar claro que las valora como miembros de su equipo.
Son quizás, las ideas más sencillas las más difíciles de llevar a cabo y las cuestiones más básicas las más difíciles de expresar,por eso algunas veces, al leer este tipo de libros tiene uno la sensación de ver escritas verdades de perogrullo o que toda la ciencia que contiene se reduce a algunas medidas de sentido común, pero no hay que olvidar -aunque sea recurriendo al tópico- que este es el menos común de los sentidos y que ignorar lo evidente es el más comun -y grave- de los errores.
Como otros libros sobre liderazgo y productividad yo no tomaría los principios del Ejecutivo al Minuto como mandamientos divinos, axiomas inquebrantables ni principios de vida. Sencillamente son un buen motivo de meditación y un excelente ejercicio de repaso sobre las tareas ejecutivas que todo aspirante a lider debe tener en cuenta, pero que puede ser util a cualquiera en cualquier tarea que se proponga.

Esta entrada fue publicada en Libros y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El Ejecutivo al Minuto

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pingback: Enlaces yuriesféricos del 03/01/2012 | La Yuriesfera

Los comentarios están cerrados.