Ibiza

Crónica del Lunes 26/07/2010
Hoy han empezado nuestras vacaciones en Ibiza. La verdad es que me ha costado mentalizarme. La angustia precinética empezó el viernes con la preparación de maletas para ir de fin de semana a Lleida. El lío que supone hacer maletas pensando en cuatro destinos diferentes en quince días me puso en una situación de estrés que solo ha ido remitiendo hoy después de la siesta.
Esta mañana, las maletas el viaje al aeropuerto, las habituales estupideces de los controles de seguridad me sacaban de quicio manteniéndome en un estado de nervios insoportable.
Al llegar a Ibiza hemos cogido el autobús hasta el hotel. Se trata de un hotel de tres estrellas, sin excesos pero muy bien situado, en cala S’Argamassa, entre los pinos en la orilla del mar.
Mercedes que también venía un poco de los nervios se ha bajado a bañar en cuanto hemos llegado, a pesar de que lloviznaba y estaba cubierto. Yo la he acompañado por solidaridad, pero me he mantenido prudentemente alejado del agua y sobre todo de la arena.

Santa Eulalia, mercadillo

Comida de bufe en el hotel y siesta. El descanso ha hecho su efecto y tras la siesta nos hemos ido a dar la primera vuelta por Santa Eulalia, el pueblo más cercano. Cena de fruta y gintonic entre la piscina y el mar. Mercedes bosteza y yo voy a ver si consigo conectarme a la wifi del hotel para subir esto y alguna de las fotos que hemos hecho.

Esta entrada fue publicada en Viajes y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.