Desechar la Compra Tranquila en Pixmanía

La versión moderna de la tradicionalmente llamada ‘letra pequeña’ de los contratos comerciales son los ‘costes ocultos’. En las compras por internet hay que leer atentamente la pantalla y ser consciente de la operación comercial que estamos realizando para que un supuesto «chollo» no nos cueste más dinero del que queríamos pagar.
Internet aprovecha como ningún otro sistema de ventas lo que los vendedores llaman el «momento mágico de la compra«. Cuando deseamos una cosa, analizamos pros y contras, buscamos algo que cumpla los requisitos que le hemos impuesto y estudiamos la opción más económica pero hay un momento -el momento mágico– en que la prudencia flaquea, el deseo se impone y puede jugarnos una mala pasada haciéndonos leer en las condiciones de la compra lo que queremos leer y no lo que realmente pone.
Por eso hay que comprar relajado y sin prisas, con un plan prefijado y habiendo analizado diferentes productos y diferentes precios. Es buena costumbre ayudarse antes con una hoja de cálculo para visualizar en forma de tabla las diferentes opciones y los diferentes precios que cada proveedor ofrece, indicando las medidas de comparación en las mismas unidades y calculando impuestos, portes y cualquier otro coste incluido en el proceso de la compra.

Pixmanía tiene un producto llamado «Compra Tranquila», que incluye una serie de seguros, descuentos y trato preferente para los clientes que al comprar un producto lo suscriben. Yo no puedo decir si funciona bien o mal, pero tengo claro que no me interesa ya que es un coste adicional. Encontré alguna dificultad pero al final conseguí evitarlo, pero algunos amigos me dijeron que no lo han conseguido, así que voy a explicar como hacerlo para que el que lo adquiera sea de forma completamente voluntaria y no por que no encuentre como quitar ese cargo adicional de su pedido.

Compra Tranquila

Al realizar el pedido observo los cargos por el «Contrato Compra Tranquila» y veo que no hay manera de eliminarlos: ni un check-box, ni nada para eliminarlos de la factura. Sin embargo siguiendo el enlace «Para saber más», resulta que me sale una ventana nueva. En esta ventana hay que descencer hasta el final de la misma, desplazándola con la barra de desplazamiento lateral para encontrar la opción «No suscribo el contrato de compra Tranquila». Lo selecciono y me quedo tan «tranquilo». A continuación pulso el botón «Continuar» en esa ventana.

Compra Tranquila, Pop-up

Queda desacerse de la «tarjeta de cliente» lo que nos supone un nuevo ahorro. La tarjeta es más fácil pues bajo su breve descripción hay una opción clara que dice ‘Eliminar’ que justamente retira ese cargo de nuestra lista de compra.

Codigo Promocion

La última pregunta dice «¿Tiene un código promocional?». Pues no, no lo tengo, pero me gustaría tenerlo. Hay páginas de orientación de compras que lo ofrecen, se supone que así saben que has hecho la compra porque fuiste a esa página a ver la cámara o lo que sea. Bueno, se puede probar. «Que sabes de…» es una de esas páginas, así que voy a verla y busco allí la cámara que estoy comprando en Pixmanía. Una vez en la página del producto busco los precios y sobre ellos me anuncian un código de descuento para Pixmanía.

Pixmania Codigos descuento

Al pulsar sobre el enlace me lleva a una págna de la propia Pixmanía donde encuentro los códigos de descuento que debo escribir en el formulario de pedido.

Al final de todo el proceso, entre opciones rechazadas, tarjetas de fidelizacion no aceptadas y códigos de descuento me he ahorrado unos 150 euros, el 10% de lo que cuesta la cámara y el objetivo.

Y si alguien obtiene un ahorro gracias a este artículo, no tengo ningún inconveniente en que muestre su agradecimiento teniendo un detalle conmigo o por lo menos, …que deje un comentario.

Esta entrada fue publicada en Frikilandia. Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a Desechar la Compra Tranquila en Pixmanía

  1. Alvaro dijo:

    Lo de pixmania es increíble, yo decidí que no volvería a comprarles cuando al hacer mi compra la transacción con la tarjeta de crédito no funciono.

    Me fue imposible ponerme en contacto con ellos para que realizasen el cobro correctamente, entonces me dije: «si para cobrar no hay quien se ponga en contacto, lo que puede ser para solucionar un problema….»

    Perdieron un cliente, que compra bastante material fotográfico.

Los comentarios están cerrados.