Adafruit Industries

Siempre me han gustado los kits de electrónica que sirven para hacer curiosos dispositivos, a veces más parecidos a un invento del doctor Franz de Copenague que a un elemento práctico. Pero ¿Quien necesita cachivaches prácticos pudiendo construir algo interesante y divertido?.

Adafruit Industries ofrece algunos de estos artefactos. En principio podemos profundizar en el mundo de los microcontroladores con “Arduino” un sistema que cuenta con el microcontrolador, la placa de pruebas, un kit de comunicaciones con el PC para ser programado …todo organizado en diversos kits o en paquetes de iniciación.

Game of LifePero lo realmente interesantes son los montajes. Como Drawdio, un bolígrafo que nos permite oir música mientras escribimos (no es que yo vaya a usarlo, pero hay a quien le gusta la música), o Conway’s Game of Life, un circuito que representa mediante LED,s el ‘Juego de la Vida‘ un autómata celular tan inútil como bello. Otros montajes nos seducen con una infundada sospecha de utilidad como “Botanicalls Twitter kit” un circuito con un sensor que se coloca en una maceta y envia avisos mediante wi-fi y una cuenta en Twitter de las necesidades de riego de la planta. Similar a este es el Tweet-a-Watt, un contador de consumo eléctrico que se ‘chiva’ en twitter del consumo medido.

TV-B-Gone

Y sin duda alguna la estrella de todos estos ingenios electrónicos, la herramienta que te puede conducir al poder y a la felicidad es TV-B-Gone. Se trata de un circuito similar a los mandos a distancia pero mucho más sencillo porque solo emite una orden que se ajusta a la frecuencia que usan más de cien marcas de televisores para la funcion ‘On-Off’. Garantizan que puedes disfrutar de un día sin television en casa pues cada vez que alguien intente encenderla, puedes apagarla. Lo lógico es que tu familia pronto se canse y piense que el televisor no funciona. Y mientras viene el técnico o se compra otro…¡Paz y tranquilidad!.
Este dispositivo silenciador de cajas tontas cuesta la irrisoria cantidad de 19,50 dolares americanos. ¿Quien no se concedería un día de felicidad por esa cantidad?.

Esta entrada fue publicada en Frikilandia. Guarda el enlace permanente.