Desastre en Delicious

Delicious caeEl servicio de almacenamiento de enlaces Delicious fue vendido por Yahoo en el mes de abril a Avos, una empresa creada y dirigida por Chad Hurley y Steve Chen, los creadores originales de Youtube.
Esta venta ha implicado, lógicamente un traslado de datos desde los ordenadores de Yahoo a los de la nueva empresa. Aunque un trasvase de datos de esa envergadura no debe ser una cosa sencilla, en mi caso no parece que haya habido ningún problema derivado de ello. Sin embargo, los nuevos propietarios han decidido rehacer el software que sirve de motor al sitio. El pasado dia 26 de setiembre se produjo la transición.
Si enviaron algun tipo de aviso, yo no lo recibí, por lo que cuando intenté acceder a mi cuenta, no podía hacerlo y tuve que resetear el password. En el transcurso de ese proceso fue cuando me informaron del cambio.
La siguiente sorpresa fue un nuevo aspecto de la página que a mi modo de ver no constituye ningún adelanto. No es un secreto que el aspecto de las páginas sigue modas y desde las páginas con fondo gris de los tiempos de Mosaic ha llovido mucho. Los “portales” atiborrados de información y las páginas con animaciones flash han pasado a la historia y ahora nos invaden las páginas de blanco inmaculado. Delicious ya era una página blanca, de fácil lectura y una interfaz muy agradable. Ahora ha segido un proceso similar a otras páginas.
La última tendencia de diseño en la web es engordar. Los iconos, los bolos, los bordes de las ventanas y las letras de lor titulos engordan. Se hacen más evidentes y se llenan de formas redondeadas. Adios a las esquinas en ángulo: todo tiene que ser redondeado y mullido como los muebles de un parvulario. Como si fuéramos idiotas que pueden hacerse daño con las esquinas.
El resultado es que hace falta más pantalla para contener la misma información y ante la imposibilidad de usar un monitor de 45 pulgadas, la conclusión evidente es que se ve menos informacion. Porque también se hacen tipos de letra más grande y se destinan lineas separadas para lo que antes estaba en párrafos compactos.
En Delicious este cambio ha sido un auténtico desastre. Antes se podía configurar el numero de enlaces por página, ahora no, son 40 y no hay más. Pero hay otros desastres de funcionamiento del software. Nunca una web de primera linea había hecho un empeoramiento tan sustancial de sus prestaciones.
Los enlaces tienen a la izquierda una casilla de chequeo que permite “marcarlos”. Antes eso permitía editarlos por grupos cambiando etiquetas a varios enlaces a la vez. Ahora no sirve para nada. Si, suena raro, pero los enlaces pueden marcarse y desmarcarse. Ya está. No hay ninguna función asociada a esa característica.
Editar los enlaces es un auténtico suplicio. Si se hace desde una lista obtenida a partir de una búsqueda el comportamiento es curioso: si se cancela la edicion, vuelve a la búsqueda, pero si se edita y modifica, vuelve a la portada y hay que repetir el proceso de búsqueda.
Por no hablar de la desoladora pérdida de la ventana de edicion que ahora se ha comvertido en el formulario más estúpido que haya poblado la web. Nada de recordar y sugerir etiquetas por ejemplo, o que ahora no se puede editar la URL ni las etiquetas. Hay que borrarlas (cosa que ocurre demasiado a menudo de forma accidental) y escribirlas de nuevo.
Hay más daños, tal y como dicen en Periodistas21:

En esa carrera por convertirse en otro agregador social, los grandes usuarios de Delicious hemos perdido gran parte de la gestión de los tags, los paquetes (bundle) o simplemente cómo renombrarlos ahora que se permiten tags compuestos.
Y muchos habréis echado de menos los enlaces guardados más viejos, a los que sólo se llega cruzando tags.
Como bien dice Tramullas la simplificación para reorientar Delicious a convertirse en un escaparate más que en un archivo sistematizado compartido, ha empobrecido sus funcionalidades. Una tendencia que se repite en otros cambios y remodelaciones.
Delicious se convierte en agregador

Y por último en este ‘control de daños’, la desaparicion del API. A muchos usuarios les parecerá irrelevante, pero es uno de los requisitos qu eyo les pongo a los servicios de la web donde voy a guardar mis datos, que tengan un API que me permita interactuar o recuperar mis datos de forma flexible. La lista de los ultimos enlaces seleccionados ha desaparecido de mi blog, la página de enlaces de mi dominio, hecha con el API, no funciona. Dicen que volvera a estar disponible, pero me temo que tambien hará necesario reescribir las aplicaciones que la usan.

Logo DiigoHoy por hoy no recomendaría a nadie usar Delicious y yo mismo ha trasladado todos mis enlaces a la cuenta de Diigo que abrí cuando se anunció la falta de interés de Yahoo en Delicious. No puedo estar con un pie en cada servicio, asi que si las cosas no se solucionan rápido, tendré que mudarme de servicio de enlaces, porque aunque Diigo tiene una funcion que permite guardar los enlaces en Delicious, al dejar de funcionar la API de este último, ya no funciona.

Esta entrada fue publicada en Frikilandia y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Desastre en Delicious

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pingback: Enlaces yuriesféricos del 03/10/2011 | La Yuriesfera

Los comentarios están cerrados.