El poder del autodidacta

Mi padre me decía que cuando dejase de ver los estudios como una obligación y pasasen a ser una diversión, desaparecería el esfuerzo que tenía que hacer para aprender las cosas. Cuando ves la Historia como una novela fascinante no resulta difícil recordar el argumento y sus protagonistas. Yo le escuchaba escéptico y pensaba que las dificultades que tuvo de joven para tener unos estudios le habían hecho idealizar el proceso de aprendizaje.
Lo cierto es que a pesar de ser bastante ‘distraido’, cuando encontraba un tema interesante, no me resultaba difícil concentrarme de forma obsesiva en él hasta hallar una solución. Si una explicación en clase captaba mi interés, no necesitaba repasar ni una sola vez el libro, meses o años después podía -aun puedo- repetir el argumento, teorema o concepto con detalle.
El poder está en la fascinación. Cuando algo te interesa, descubrir su funcionamiento o saber algo más sobre el tema es una distracción, es ocio o entretenimiento, es diversión y pasión. El esfuerzo, el tiempo y el trabajo necesarios no son gravosos, sino más bien una fuente adicional de placer.
El poder de los autodidactas es que aprenden cosas que les interesan como una diversión, aprender es su afición favorita. El doctor Shimon Schocken ha experimentado este modelo de autoaprendizaje en su propia historia familiar y decepcionado por los sistemas de enseñanza actuales pensó en desarrollar un curso de informática a partir de los principios básicos. Junto su colega Noam Nisan desarrollaron un plan de estudios para que los estudiantes aprendieran construyendo un ordenador tomando como punto de partida una modesta puerta NAND.
Todo el material del curso lo liberaron con licencias libres y al estar disponible en Internet, miles de personas lo utilizaron para aprender, o para organizar sus propias clases en el primer MOOC (siglas en inglés de Massive Open Online Course).
La conclusión que extrae de esta experiencia es que la mejor motivación del aprendizaje es el propio deseo de aprender, que no debe ser jamás ofuscado por un sistema de calificaciones. Ahora está trabajando en un sistema para que los escolares aprendan matemáticas a través de aplicaciones móviles que pueden ver en su tableta o dispositivo movil.
Todo esto está excelentemente explicado en este video de TED “El curso de informática autoorganizado”, con subtítulos en Español. En la página de TED podéis descargar el vídeo o la transcripción del texto en castellano.

Esta entrada fue publicada en Fugaces y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El poder del autodidacta

  1. Pingback: Bitacoras.com

Los comentarios están cerrados.