Flow Free

pantalla del juego No soy un adicto a los juegos de ordenador. La mayor parte de los juegos me entretienen durante un tiempo y pasada la novedad los olvido.
No me gustan los juegos mecánicos, que no requieren más que atención y aun menos me gustan los juegos mecánicos cuya dificultad aumenta hasta que te ves eliminado inexorablemente. Me producen estrés. Tampoco me gustan los juegos que requieren una dedicación en cuerpo y alma, con unas normas y unas estrategias tan complejas que casi debería uno estudiar un máster sobre el tema para pasar de pantalla.
Me gustan los juegos que proponen un desafío y que plantean un nivel de dificultad creciente, de forma que para pasar de pantalla hay que hacer un esfuerzo intelectual más que un movimiento de dedos cuasi imposible, que puede acabar en la luxación de una mano o cosas por el estilo.
Disfruto esa sensación de superación al pasar cada nivel, siento la curiosidad suficiente para acometer el siguiente desafío y si llego a mi nivel de incompetencia, después de un número razonable de intentos, me retiro sin traumas, antes de que el juego se convierta en obsesión o preocupación.
Flow Free es un juego de visión espacial y quizás es por eso por lo que lo encuentro atractivo, ya que se me dan bien ese tipo de juegos. Se trata de unir los puntos de un mismo color presentes en la pantalla por lineas que no pueden cruzarse con las de otros colores y de forma que al finalizar no queden casillas libres en la pantalla. El aspecto que tiene el tablero resuelto, como puede verse en la imagen, es el de un colorido circuito impreso.
Se pueden trazar y borrar las rayas tantas veces como se quiera, pero evidentemente cada intento cuenta, y la mejor puntuación es el mínimo número de intentos. La mejor puntuación posible es un intento por cada color.
No siempre se consigue y una vez resuelto, repetir el tablero para hacer mejor puntuación, es una trampa infantil. Al inicio del juego parece un entretenimiento incluso demasiado trivial y parece que podría ser encasillado en los juegos que solo requieren una mecánica, pero incluso en los niveles más bajos algun tablero se atreaviesa y nos sorprende dando un ‘revolcón’ a nuestra puntuación y destrozando el promedio. Los niveles más altos requieren atención y la capacidad de ‘ver’ las rutas antes de trazarlas. El número de tableros en los diferentes niveles gratuitos es elevado y hay entretemnimiento para rato. En la versión gratuita podemos disfrutar de unos anuncios al pie de la página que realmente no interfieren en el juego.
Por supuesto el juego puede instalarse desde Google Play en cualquier dispositivo Android, pero también existe en version Chrome para ser instalado en el navegador, aunque el juego es más ágil en una pantalla táctil que jugado con el ratón.

Esta entrada fue publicada en Frikilandia. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Flow Free

  1. Pingback: Bitacoras.com

Los comentarios están cerrados.