Paisaje Ibicenco

Crónica del viernes 30/07/2010
Contrariamente a lo que algunos jóvenes fiesteros pueden pensar, en Ibiza hay algo más que discotecas y playas.
Leyendo la guía me enteré de que “balàfia” es una palabra de origen árabe que significa “fuente de salud”. Me llamó la atención porque en Lleida hay un barrio con ese nombre.
La iglesia de Sant Llorenç es la primera que visitamos. Todas las iglesias que visitamos resultaron compartir una serie de curiosas e interesantes características. Todas tienen algún tipo de porche, con uno o varios arcos, pero que supongo proporcionarían un lugar al abrigo de los elementos para la reunión, la vida social o el refugio. Como elementos de refugio muchas de las iglesias son edificios fuertes, están fortificadas o tienen adosados elementos de fortificación. También nos llamó la atención que en todas se encuentra, normalmente en su fachada principal un conjunto de tres cruces que suponemos reproducen el calvario.
El cuidadoso acabado en blanco impecable no deja de ser una conversión a “estilo ibicenco” cuya uniformidad es más debida al turismo que a la tradición, pero en cualquier caso embellece estos edificios y los hace de una intensidad plástica notable, material inagotable para fotografías impresionantes que en ese día combinaba de forma excepcional con un denso color azul.
Los pozos son otros elementos tradicionales del paisaje ibicenco. Paramos en el “Pou d’Aubarqueta” Saqué agua con el aparejo del pozo y bebí y me refresqué entre los pronósticos de dolores de tripas de Mercedes. Pero el agua se veía limpia y transparente y no olía en absoluto a agua estancada. El dolor de tripas no se produjo.
Al norte de la isla encontramos la Torre de Portinax. Estos edificios troncocónicos se construyeron en el siglo XVII para la vigilancia y defensa de la isla. La urbanización salvaje que se ha pasado por el forro tantas normas y que ha cercenado tanto la auténtica belleza de la isla, también ha puesto cerco a algunas de estas pequeñas fortalezas. En el caso de la torre de Portinax una excelente carretera asfaltada a un hotelito que se aísla cuidadoso de la torre con una valla que casi oculta el camino a la misma. A pesar de ello algunos vándalos descerebrados si encontraron este camino para ensuciar las venerables piedras con sus garabatos.

Esta entrada fue publicada en Viajes y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Paisaje Ibicenco

  1. Pingback: Bitacoras.com

Los comentarios están cerrados.