Presentaciones

No creo que sea un “experto conferenciante”, pero estoy seguro de no ser inmodesto al decir que hablar en público no se me da mal y además, siempre he encontrado interesantes la técnicas que ayudan a mejorar en este aspecto.
Como consecuencia de ello y dado que he tenido que hacerlo con cierta frecuencia, tanto por motivos profesionales como en las ocasiones en que me han invitado a hablar de diversos temas, he sacado algunas conclusiones que creo que pueden ser útiles y que voy a compartir aquí.

conferencia

Estas conclusiones son sobre las presentaciones, esas imágenes y gráficos que se proyectan en apoyo de una conferencia, no de las técnicas de hablar en público, para mantener la atención o persuadir. Solo voy a exponer unos consejos, en forma de lista para hacer las presentaciones de apoyo. Y precisamente de las presentaciones de apoyo a una conferencia. No esos archivos en formato de presentacion con pretendidos efectos humorísticos, lacrimógenos, y otros más o menos bienintencionados que nos envian de forma inmisericorde por correo electrónico esos pelmazos que se dicen nuestros amigos, pero que no leen este blog y no siguen sus consejos.
Y sin más preámbulos paso a mi lista de conclusiones:

  1. Tu escritorio no le interesa a nadie. Si es inevitable mostrarlo, límpialo.
  2. Prepara una diapositiva ‘Ciega’ o pon la portada mientras la gente espera que empieces.
  3. Numera las diapositivas indicando el numero de la actual y la cantidad, para que todo el mundo sepa siempre cuantas quedan.
  4. Elige los colores alegres, contrastados y armónicos fáciles y agradables de visualizar.
  5. Nada de transiciones, animaciones ni efectos especiales.
  6. Cuidado con la música y el vídeo. Solo puedes usarlos si son, más que estrictamente necesarios, imprescindibles para transmitir el mensaje.
  7. Las presentaciones son para verlas, no para leer. Deben contener Imágenes y de forma ideal, nada de texto. Si hay que incluirlo, debe ser claro, breve, legible y solo contener ideas fuerza.
  8. Usa imágenes de calidad, buenas y apropiadas al mensaje que han de transmitir.
  9. Si se recomienda hablar durante no más de 50 minutos, ninguna presentación debería tener más de 25 o 30 diapositivas.
  10. Cuando tus palabras no necesiten el apoyo de la presentación, usa una diapositiva ciega.
  11. Cuidado con los formatos y el tamaño. Pasa tu presentación a imágenes y llévala en un pendrive y en un CD.
  12. La última diapositiva que debe quedar en la pantalla debe contener tus coordenadas: Nombre, titulo de la conferencia, fecha, email, página web, twitter,…sin sobrecargar demasiado (no pongas ahí tu CV)

Y ahora voy a resistir la tentación de comentarlos o extenderme más en cada uno de ellos, pues de cada uno de estos puntos se podría escribir una entrada para este blog, asi que si alguien quiere alguna aclaración, que la pida vía comentarios, o mientras estos no estén abiertos (un día de estos me pongo y lo arreglo) Por correo electrónico. También podeis acudir a los consejos de un auténtico maestro, “El Arte de Presentar”, la web de Gonzalo Álvarez Marañón, un amigo y experto en este tema, del que he aprendido muchas cosas.

Esta entrada fue publicada en Frikilandia y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.