Sesión KAP accidentada

Desde septiembre estoy pasando un calvario. Figueres es una zona de fuertes vientos, pero desde septiembre el viento ha sido muy, muy escaso. Incluso el fuerte viento de tramuntana, aunque no me sirve para volar la cometa, ha sido más escaso este año.
Aparentemente, la mejor hora es al medio día. A esas horas veo frecuentemente vientos de entre 1 y 3 m/s, pero por cuestiones de horario no puedo aprovecharlos. Sin embargo ayer tuve una ocasión ¡Y soplaba aire!.
Me ha costado hasta estrenar el anemómetro que compré en internet, asi que salí corriendo a probarlo. Delante de casa, viento entre 1 y 5 m/s. con predomino de valores discretos, entre 2 y 3 m/s, ¡lo que estaba esperando!.
Tomé la cometa y me subí al castillo. Llevaba todos estos meses esperando para hacer fotos desde el oeste de la fortaleza para completar una colección que quiero hacer sobre la misma y sobre todo con la esperanza de subir la cometa lo suficiente como para que salga entera, a pesar de su extensión.
Al llegar al camino que rodea la fortaleza por encima del primer parapeto, el viento se había calmado y sudé la gota gorda para poner en vuelo la cometa yo solo y rodeado de arbustos que se empeñaban en abrazar la cometa a cada vaiven que esta hacía en el despegue. Cuando por fin la tenía en el aire y estaba colgando el picavet de la linea, me llamaron por teléfono. Era del trabajo y tenía que contestar, así que con demasiados frentes abiertos, la cometa fue al suelo.
Después de desenredar hilos y recoger linea baje hasta la pista que rodea el glacis y allí lo intenté de nuevo. Costó, pero al final se puso en vuelo, colgé el picavet y fui largando linea hasta desplegarla completamente, aunque algo preocupado por la tensión del cable que tiraba con fuerza.

Volando

Cambié un poco la posición, hasta un punto donde si al recoger se producía un ‘aterrizaje inesperado’ este fuera suave y no dañase la cámara o hubiera arbustos donde se enganchase la linea.
Empecé a recoger y cuando llevaba apenas 25 o 30 metros recogidos, un golpe de aire o un mal agarre o la combinacion de ambos me arrancó el carrete de las manos.
La cometa salió disparada, arrastrando por la colina abajo el carrete que se desmdejaba y yo corria a todo lo que me daban las piernas, que la verdad es que es poco, sin alcanzarlo y con el temor en cada paso y traspiés de caerme y abrirme la cabeza.
Cuando cruzó un aparcamiento con árboles esperaba que la linea o el carrete quedasen enganchados y anclados, pero siguió su curso hasta que 100 o 200 metros más allá se detuvo. La cometa flotaba en el aire con el picavet colgando y el hilo descendía hasta el suelo. Recogí el carrete y remonté sin mucho esfuerzo la cometa, para empezar a recoger la linea. Esta vez aunque me costó trabajo porque el viento había subido un poco, lo pude recoger completo. Agotado, aún tuve que andar un trecho hasta donde había dejado el coche.
Ya en casa, le eché un vistazo a las fotos que había hecho. Estaba algo mosqueado porque al recoger la cámara esta estaba apagada y dudaba si la había puesto en marcha antes de levantarla.
El problema era que se había apagado al llenarse la tarjeta. Y era un problema y no algo natural porque la razóm de que estuviera llena eran unas dosmil fotos de un precioso color negro que se habían hecho con la cámara cuidadosamente guardada en la bolsa.
Entre las pocas fotos que salieron todas presentaban una mancha borrosa en el centro que resultó ser suciedad en el interior de la carcasa de la Gopro.
Asi que este es un ejemplo de las mejores fotos que conseguí después de tanto sudor.

Castillo de San Fernando, Figueres

Hoy sopla la tramontana con fuerza y no hay ninguna posibilidad de repetir el intento.
Tengo que decir que estas cosas pasan por no hacer caso a los expertos ya que en el Foro de cometas, el amigo tonycometas me había advertido que usase un lastre con un mosquetón para evitar este tipo de accidentes que podía haber derivado en una pérdida de la cometa y de la cámara. La verdad es que, al ir uno solo, cuesta cargar con tanto equipo, pero habrá que tenerlo en cuenta en el futuro.
También he cambiado de nuevo a los guantes gruesos ya que en una prueba anterior de los guantes finos que tonycometas me había recomendado sufrí un quemazo por rozadura que también se cargó el guante. La conclusión es que los gruesos agarran menos, pero protegen más.

Esta entrada fue publicada en Aerotrastorno y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Sesión KAP accidentada

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pingback: Enlaces yuriesféricos del 24/01/2012 | La Yuriesfera

Los comentarios están cerrados.