Plumas de calidad

A la hora de considerar la compra de una pluma estilográfica económica, el precio no es el único factor a tener en cuenta. La calidad es importante. Y se aprecia en un buen desempeño de la pluma durante bastante tiempo, porque hay plumas que cuando son nuevas van muy bien, pero duran poco. Hay una serie de puntos críticos que van a diferenciar una pluma buena de una mala o un trasto inútil.

Partes de una Pluma

Plumín
Por económica que sea la pluma, el plumín tiene que cumplir su función, que es la de trazar una línea de tinta sobre el papel deslizándose de una forma suave, sin «rascar» el papel.
Flujo
El flujo de tinta debe ser el adecuado, ni producir tramos en blanco ni trazos irregulares, ni dejar tinta excesiva en el trazo. Depende del diseño de los canales que llevan la tinta del depósito al plumín y de la tinta usada. En principio, casi cualquier pluma puede funcionar con casi cualquier tinta de las recomendadas para estilográficas, pero con cada pluma puede pasar que unas tintas funcionen mejor que otras.  Hay que decir que en las plumas económicas estos márgenes son amplios y están hechas para trabajar con casi cualquier tinta.
Estanqueidad
Si el plumín permanece al aire un tiempo excesivo sin que la tinta fluya, esta se seca. Por eso el capuchón debe cerrar herméticamente. Si es de rosca, esta debe ser mecánicamente lo más perfecta posible, si es de presión, el «click» que oímos al poner el capuchón debe ser suficiente garantía. Desgraciadamente, algunas plumas económicas se fabrican con materiales baratos y el plástico se degrada o desgasta con el tiempo y el «click» deja de sonar alegre y la rosca se desgasta y dejan de cumplir su función.
Un detalle de diseño que puede paliar en parte este efecto y mejora la calidad de la pluma es el doble capuchón. Hay plumas que llevan, dentro del capuchón que vemos y manipulamos un capuchón más pequeño que ajusta con la parte de la pluma que sostiene el plumín. Este doble cierre aumenta mucho la resistencia de la pluma a secarse, pero obviamente encarece la fabricación y solo unas pocas plumas económicas lo llevan.
Materiales
El tercer elemento que influye en la calidad de una pluma es el material. Ya se ha mencionado que el plástico de baja calidad se desgasta y se deforma con el uso. El clip es una pieza unida al capuchón que  sirve para sujetar la pluma cuando la metemos en el bolsillo y si no es de calidad puede romperse, el capuchón puede deformarse o agrietarse al hacer presión para cerrar la pluma, el cuerpo puede romperse si cae al suelo… incluso recuerdo un plumín al que se le partió uno de los gavilanes la primera vez que intenté usar la pluma. En definitiva, el material de calidad hace que una pluma dure más.
Depósito
A mi no me gustan los alimentadores de ningún tipo. Son esos depósitos qe por diferentes sistemas permiten que la pluma succiones la tinta del tintero. Pero hay quien los adora y los considera un complemento imprescindible para una pluma. A mi, meter la pluma en el tintero me parece una mala idea, pero hay quien los adora. Prefiero con mucho los cartuchos de tinta, y los suelo recargar con una jeringuilla. Un alimentador que funcione mal, un sistema de cartuchos propietario que no permita usar los cartuchos estándar o un encaje de los cartuchos que tome holgura y desparrame tinta son cuestiones negativas al evaluar una pluma. Llevar un alimentador incluido suele encarecer la pluma.
Diseño
La parte más significativa del diseño, en relación a la calidad, es la ergonomía. Una pluma hostil en el punto en que se sostiene entre los dedos, no es cómoda para escribir durante mucho rato. Si es muy gruesa o demasiado fina, pesa mucho o muy poco, tiene capuchón largo que permite llevar un cartucho de repuesto, tiene o no tiene clip o sistema anti deslizamiento (normalmente un resalte en el lateral para que no ruede en las mesas inclinadas), son factores a considerar, más allá del mero gusto estético ya que cada cual tendrá el suyo y las plumas le gustarán pequeñas o grandes, de colores chillones o más «serios», de plástico o metálicas, transparentes u opacas…

En resumen, considero que la forma de evaluar una pluma es considerar como cumple con estos cinco factores:

    • Plumín que deslice suave
    • Flujo adecuado y constante
    • Buenos materiales de fabricación
    • Depósito de tinta adecuado (para mí: cartuchos estándar)
    • Diseño ergonómico

…que se pueden simplificar en que «proporcione una experiencia de escritura agradable durante mucho tiempo».

 

Esta entrada fue publicada en Dibujando letras y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.