Año nuevo, mentiras viejas

Por mucho que intentemos hacer nuestras listas de buenos propósitos cada año seguimos repitiendo las mismas estupideces porque en realidad nos resistimos a cambiar lo fundamental. De hecho a mi lo que me gustaría ahora mismo es repetir el artículo que ya escribí el año pasado sobre el «propósito de enmienda» que nos asalta en cada año nuevo, pero mencionado el tema y enlazado el mismo dejo al inteligente arbitrio del lector la posibilidad de releerlo.

Nochevieja

Y voy a aprovechar para desear que a alguno de los que son importantes de verdad en el mundo le de por cambiar algo, en vez de seguir contándonos las mismas mentiras. A ver, que cambien de mentiras, porque estas ya no cuelan. Por ejemplo, está claro que la guerra va a continuar en Iraq y en Afganistán, por mucho que el imperio cambie de presidente.
Siempre nos pasa lo mismo, en España creemos que los demócratas son ‘progres’ y los republicanos ‘carcas’, pero luego resulta que ‘más o menos’, las cosas no cambian tanto, entre otras cosas porque no pueden cambiar. ¿A alguien se le ocurre la forma de sacar los miles de soldados que tiene Estados Unidos en esos países, de una forma más o menos segura, salvando la cara y sin que se forme un guirigay peor que el que hay ahora?.
Y está claro que después de inflar el globo de la especulación sin sentido y el crédito a plazos y vencimientos inimaginables, la pelota tenía que estallar. Lo ha hecho y se apretarán el cinturón los de siempre mientras los que se hartaron de ganar dinero lloran sus ‘perdidas’ que en realidad son freno de las ganancias. Cuando los pobres ya se hayan recuperado del bache y hayan pagado con sus impuestos la tranquilidad de los gordos, volverán a trabajar para seguirlos engordando. A eso se le llamará ‘salir de la crisis’ pero se le podría llamar ‘correr otra vez detrás de la zanahoria’.
Solo hay algo inmutable: el deseo de que cada año que empieza sea mejor que el anterior. Y hay una verdad garantizada: mi deseo de que sea así. Feliz año nuevo.

Esta entrada fue publicada en Fugaces. Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a Año nuevo, mentiras viejas

  1. Jaume Canals dijo:

    Nada… A mi como el del chiste. ¡Ponme otra copita… Que el año que viene no bebere tanto!.
    Y aun bebido y todo, te devuelvo una verdad garantizada (sin las normas ISO, pero igualmente válidas).
    Que te vaya mejor a ti y todo tu familia. Feliz y prospero año nuevo.

Los comentarios están cerrados.