Disco duro externo

Después del fiasco del disco duro externo que por un defecto de diseño se rompe al enchufarlo –el disco de Chichipán– os voy a contar como he resuelto finalmente el problema.
La solución ha sido una carcasa externa que he comprado en PC-BOX, aprovechando los días que he pasado en Murcia y que no tenía muchas cosas que hacer, como corresponde a las vacaciones.
Se trata del modelo TQE-3518S que tiene interfaz USB con el ordenador e interfaz IDE o SATA interno, lo cual permite que en el futuro, si hay que cambiar el disco, pueda ser de ese tipo.

Tooq

Otra de las cosas que me gustó es que tiene un interruptor ‘de los de toda la vida’, bastante robusto. Sin embargo, está visto que lo del conector de la fuente de alimentación no tiene remedio y este es del estilo ‘cuatro pines estrechos más tierra’. El problema no es la forma, sino que conectores y fuentes de alimentación no estén estandarizados.
La carcasa es de aluminio, sencilla y robusta. El dependiente se quedó un poco alucinado cuando me vió abrirla para comprobar como estaba distribuida y ubicada la circuiteria, hasta qe le expliqué mis tribulaciones anteriores.
Otra de las pegas que me pareció que podía tener la caja es la ventilación. Para refrigeración del disco solo dispone de unas rendijas en uno de los frontales -el otro concentra las conexiones, diodos e interruptor- pero el uso ha demostrado que no supone ningún problema ya que ha estado dos días conectado sin parar y no se ha recalentado demasiado. Quizás el hecho de que la propia carcasa sea de aluminio y que los metales son buenos conductores del calor la convierte en un buen disipador.
Aunque se incluye un soporte para colocar el disco vertical, a mi no me gusta esa posición. He leido que los discos están hechos para girar horizonrtalmente y que colocados en vertical se les acrta la vida. No tengo elementos de juicio para saber si esto es cierto, pero si que es evidente que un disco colocado sobre una de las caras anchas de la caja es má estable que colocado sobre la estrecha y en aras de esa estabilidad es porlo que a mi me gusta colocarlos planos. Habría sido un buen detalle que se incluyeran unos tacos de goma para soportar el disco en esa posición.
Por contra, un detallazo es que no solo contenía los cables para la conexión de un disco IDE y SATA, sino que el kit incluye los tornillos ¡y el destornillador para instalarlo!, creo que es el primer periférico que veo tan completo que incluye hasta la herramienta para su instalación. Y todo ello a un precio muy competitivo.

Esta entrada fue publicada en Frikilandia. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Disco duro externo

  1. Pingback: Bitacoras.com

Los comentarios están cerrados.