La revolución frambuesa

RPiEstoy conmocionado. Creo que estamos asistiendo a una auténtica revolución tecnológica, uno de esos pasos de gigante en la historia de la tecnología y a pesar de ello casi nadie parece haberse enterado y cuando se menciona, no despierta encendidas e ilusionadas expectativas sino una mirada condescendiente cuando no la mas pura indiferencia.
Y sin embargo, yo sigo convencido que el lanzamiento de «Rapsberry Pi» es un hito decisivo en el progreso, un hecho clave para la humanidad.
Aunque podríamos traducirlo por la «Frambuesa Pi», es más fácil explicar brevemente de que se trata si usamos el otro nombre que se le aplica, que es «el PC de 25 dólares» y abreviado, «RPi».
Aunque 25 dolares era el objetivo, la produccion ha incrementado el coste a 21.60 libras, es decir 25,8 euros y es más pequeño que una cámara de fotos compacta de las pequeñas (85.60mm x 53.98mm x 17mm).
Quien no pueda imaginar inmediatamente miles de utilidades para un dispositio de estas características, es que no vive en este mundo o no comprende el impacto que la tecnología tiene en él.
El RPi ha sido diseñado con la mente puesta en la educación. Poniendo a disposición de los estudiantes un PC a un precio de risa, se potencia la facilidad para experimentar, desarrollar aplicaciones, programar,…Estimular la imaginación de profesores y alumnos a la hora de dar nuevos usos al dispositivo es sin duda una de sus mayores aportaciones a la comunidad educativa.

A partir de este punto había escrito una parrafada con las características técnicas de esta maravilla, pero creo que es más interesante explicar en lenguaje sencillo que pude hacerse con el RPi.

Para empezar nos podemos montar nuestro propio ordenador de sobremesa. No creo que sea muy práctico, pero podemos añadir teclado, monitor, disco duro y wifi. No necesitamos el disco duro para funcionar ya que lleva integrado un lector de tarjetas que hace de disco de arranque y tiene capacidad para tarjetas de hasta 32 Gb. Eso si, funciona con Linux. No puede usarse con Windows porque integrar las ediciones de Windows que soportan el procesador ARM cuesta dinero y por tanto el precio no sería el mismo. También se ha suprimido el reloj para ahorrar.

Además de montarnos un ordenador ‘de artesanía’ RPi puede hacer de ‘corazón’ de muchos dispositivos, como un reproductor multimedia, controlador de un sistema de seguridad, cerebro de un robot, piloto de cualquier vehículo robotizado, guardian del acceso a nuestra red, registrador de datos mediante un GPS o sensores meteorológicos, controlador de videocámaras o temporizador de cámaras fotográficas…en definitiva cualquier cosa que pueda montarse y programarse en un PC, pero con un tamaño que puede meterse en casi cualquier sitio.

Lo que me fascina es las posibilidades que esto ofrece a los estudiantes. ¿Sabrán los docentes adaptarse?. Esta no es una herramienta para profesores que ejerzan de funcionarios. Pero para aquellos que amen realmente la enseñanza, supone la posibilidad de estimular la imaginación de sus alumnos de mil maneras diferentes haciendo crecer dentro de ellos a los artistas, ingenieros y científicos o humanistas que nuestra sociedad necesita. El presupuesto ya no es el freno, el ordenador cuesta lo que un libro de texto y la información está accesible en la red, …solo el cielo es el techo.
Desde que se ha anunciado su puesta a la venta las páginas donde pueden hacerse los pedidos se han colapsado, pero aceptan registros para recibir información cuando nuevas unidades estén a la venta.

Raspberry Pi

A pesar de su tamaño, RPi puede hacer todo lo que haría un ordenador de sobremesa. Hay dos modelos, el A y el B. La diferencia es que el A no tiene tarjeta de red integrada y el B si. Este último eleva su precio hasta 39,1 Euros puesto en tu casa en España y pagado con tarjeta.
La comunicación básica de la unidad es a través del puerto USB, de los que el A dispone de uno y el B dos. A partir de ahí podemos conectar un Hub USB y añadir teclado, micrófono, GPS, disco duro externo, escaner, webcam y cualquier otro dispositivo que se nos ocurra.
No hara falta conectar los altavoces ya que dispone de un jack estándar de 3,5 para ese fin y para el video está dotado de una salida de video compuesto y HDMI. Puede por tanto conectarse a una televisión, a un monitor de PC con HDMI o DVI con adaptador. No se ha dado soporte a VGA porque se considera una tecnología al final de su vida.
El procesador es un ARM con proceso de coma flotante a 700Mhz. Procesa directamente video de alta resolución y compresión H.264 (DiviX).
Se alimenta, como muchos teléfonos, a través de una conexión mini USB, aunque puede funcionar con cuatro pilas AA y arranca cuando se conecta y se apaga desconectando la corriente.

Esta entrada fue publicada en Frikilandia y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La revolución frambuesa

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pingback: Enlaces yuriesféricos del 25/03/2012 | La Yuriesfera

  3. Roberto Pla dijo:

    Desde RS nos comentan:
    >>
    Estimado cliente,

    Gracias por su interés en esta revolución que ha generado el Raspberri Pi y por haberse registrado para adquirir el nuevo Raspberri Pi Modelo B en RS Components.

    Hemos tenido una extraordinaria demanda de este producto. Así que para asegurar que todo el mundo interesado puede probar este nuevo concepto de ordenador Raspberry Pi, estamos limitando una unidad por cliente, y le enviaremos información de forma regular acerca de su solicitud durante los próximos días. Una vez hayamos recibido las unidades y dispongamos de stock, éstas serán asignadas dependiendo del orden de llegada de registro.
    <<

Los comentarios están cerrados.