Una panorámica con GIMP

Me gusta hacer imágenes panorámicas. Son esas imágenes hechas desde un mismo punto, girando la cámara con cuidado que tienen partes coincidentes y que luego se montan como un mosaico para formar una sola imagen.
En Windows uso Autostitch, un programa gratuito (en realidad es la demo de unas librerias) automático pero precisamente por eso algo limitado. He usado otros programas que venían con las cámaras digitales que hemos ido comprando, pero ahora en Linux suelo montarlas con un programa libre llamado Hugin.
Sin embargo algunas veces, por errores al tomar las fotografías al programa le resulta difícil encajarlas. Este es el caso de una fotografía que hice la semana pasada en Praga mientras tomábamos unas cervezas.
Así que he decidido montarla con GIMP.
No he sido previsor y no he hecho un ‘paso a paso‘, lo siento. Básicamente la cosa ha ido así:

  1. Primero he buscado un sitio por donde ‘cortar’ la fotografía. He decidido hacerlo por el poste de la sombrilla entre las dos mujeres (Mercedes, mi esposa, en el centro y nuestra amiga y vecina a la derecha).
  2. Luego he creado una imagen lo suficientemente grande añadiendo lienzo a la imagen de la izquierda y la he guardado con otro nombre.
  3. En ella he añadido una capa nueva transparente.
  4. Después de recortar la imagen de la derecha la he pegado en la capa nueva de la imagen ampliada de la izquierda.
  5. He redimensionado esta capa para que el borde de la mesa y la longitud del mástil coincidieran en ambas imágenes.
  6. La he rotado para que el poste estuviera paralelo en ambas y la he desplazado hasta su sitio.
  7. He recortado el trozo de mesa de la imagen derecha que no me servía y he seleccionado la parte transparente, ampliándola luego en tres pixels para difuminar los bordes con el filtro ‘Desenfoque Gaussiano’, ya que los bordes muy duros delatan la zona de corte.
  8. En la mesa había bastantes cosas que no me coincidían así que he seleccionado la zona donde se encontraban y he pintado el mantel clonando otra zona del mismo mantel
  9. El servilletero y la aceitera quedaban recortados, he tomado la parte que me faltaba de la imagen original y la he pegado en el lugar correcto difuminando también los bordes.
  10. Por último he aplanado las capas uniéndolas en una sola y he recortado los bordes para eliminar las zonas que quedaban transparentes.

Y aqui podeis ver el resultado, comparado con los dos originales.

Resultado

No ha quedado perfecta pero hay que fijarse un poco para encontrar los fallos. Por ejemplo, el arco duplicado a izquierda y derecha del poste.
Espero que este pequeño experimento os resulte interesante y os animéis a probar, o al menos a usar GIMP, un programa de gran calidad que es software libre, gratuito y está disponible para Windows y Linux.

Esta entrada fue publicada en Fotografía y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.