Bic «Easy Clic»

Bic Easy Clic en blisterQuiero presentaros la plumas más perfecta de las que no me gustan. Parece un contrasentido, pero el gusto es subjetivo y no tiene que coincidir con las características técnicas.

La pluma Bic «Easy Clic» es, para mí,  algo pequeña (12,5 cm. con tapón y 11,5 lista para escribir), solo puede usar cartuchos cortos y el tapón no se puede poner al final de la pluma mientras escribes, porque no se sostiene bien. Una lástima que pierda esos dos centímetros de más que para mí la harían mucho más cómoda.

Por eso no me gusta, pero he de reconocer que sus características son extraordinarias.  El plumín, que podría calificarse de ancho fino (F), aunque la marca la anuncia como Medio (M), se desliza maravillosamente sobre el papel aún escribiendo rápido dejando fluir la tinta en una cantidad adecuada, sin necesidad de hacer presión. El diseño ergonómico, con dos partes hundidas en la boquilla para poderla tomar adecuadamente, forradas con una goma antideslizante la hacen muy cómoda y fácil de usar sin cansancio durante horas.

Hay que decir que es una pluma para diestros o zurdos y que sin duda alguna su característica más acusada es su original sistema de carga.

abierto cerrado capuchon

Para introducir el cartucho hay que estirar hacia atrás de la parte final del cuerpo y girarlo según un eje perpendicular al de la pluma de esta forma se muestra el alojamiento del cartucho. Colocado este de forma correcta en su posición solo hay que volver a cerrar la pluma y empujar su parte móvil para que está y el cartucho encajen en su sitio sin errores.
Lamentablemente esto obliga a que solo se pueda utilizar un tamaño de cartucho estándar y por supuesto no se puede guardar dentro del barril otro cartucho de repuesto.

Después de usarla durante más de un año sin ningún tipo de problemas, al acabarse la tinta, la guardé en una caja con el cartucho puesto. Unos tres años después, solo he tenido que cambiar el cartucho y mojar el plumín en el grifo para que volviera a escribir como siempre. Uno de los factores que ayudan a que esto sea así es el capuchón que encaja en la boquilla herméticamente gracias a dos juntas tóricas que se encuentran en esta.

abierto

Para limpiarla, aunque el mecanismo de carga no puede desmontarse, el alimentador y el plumín sí que han salido sin mucho esfuerzo. Una vez limpios para volverla a montar ayuda el diseño del alimentador, que lleva unas muescas donde encajan unas aletas posteriores del plumín. Al introducir el conjunto en la boquilla la forma de punta de flecha del plumín hace de tope y ayuda a saber cuándo tienes que dejar de empujar. La calidad del plástico y los acabados hace que las piezas encajen fácilmente. Se fabrica en al menos tres colores: violeta, azul y verde.

detalle aletas plumilla detalle alimentador alimentador y plumilla

Otra de sus características sobresalientes es su precio. Creo recordar que compré la de color violeta en España por una cantidad alrededor de los seis euros, pero la azul que aún está en el blister la compré en 2019 en una gran superficie en Francia por tres euros y medio. Puede comprarse en Amazon más cara: entre 10,52€ un blister con dos o 11.99 un blister con una. Y alguna vez con color aleatorio.

En definitiva es una pluma técnicamente impecable, buena calidad y funcionamiento, muy económica y que a mí modo de ver tiene el inconveniente, que para otros puede ser ventaja, del tamaño reducido que además no se puede extender colocando el capuchón al final mientras se escribe. Es sin duda una buena elección para niños y estudiantes así como adultos que gusten o necesiten una pluma pequeña.

Esta entrada ha sido publicada en Dibujando letras y etiquetada como , , , . Guarda el enlace permanente.