La USAF y el acceso a internet

Desde las Bases de la Fuerza Aérea de los estado Unidos se puede acceder a Internet, tanto desde los puestos de trabajo que requieran ese servicio como desde los Cibercafés de las bases o con los propios ordenadores particulares de los militares.

Desplegados alrededor del mundo, Internet supone para los aviadores americanos un nexo de unión muy importante con sus familias mucho más cálido que el simple servicio postal ya que permite el envío de fotos, videoconferencias o la redacción de un blog con las experiencias cotidianas.

Cibercafé en Bagdad

Sin embargo esta conexión no está exenta de una problemática que en muchos casos es común a las nuevas tecnologías. Creadas para superar los límites a la comunicación humana, las TI encajan difícilmente en un contexto en el que por razones de seguridad puede ser necesario -incluso vital- controlar la información. Fugas de información, imágenes inoportunas o versiones que contradicen las notas de prensa oficiales son las menores, pero no únicas preocupaciones que también incluyen desde el espionaje a la seguridad informática.

En el mes de noviembre el Departamento de Defensa de los EE.UU. prohibió a todo su personal el uso en los centros y dependencias del departamento de los dispositivos de memoria USB o de otros medios de almacenamiento externo. La medida se tomó, según se informó, para luchar contra la propagación de un gusano informático.

Ahora, tal y como informaba ayer Noah Shachtman en el blog de la revista Wired la USAF está cortando el acceso a Internet a aquellas bases que no cumplen de forma estricta la normativa de seguridad. El Jefe de Estado Mayor, el General Norton Schwartz, en unas declaraciones a InsideDefense.com fue tajante al declarar que “la seguridad no es voluntaria, tenemos normas y nos pondremos en forma colectiva a cumplirlas o no se dispondrá de acceso a la red”.

En muchas bases los administradores de la red local están incluyendo restricciones a páginas de blogs (se cita Danger Room, el blog sobre seguridad de la propia Wired) y otras que se añaden a las restricciones que con carácter general aplican los administradores de la red de Defensa como el acceso a páginas potencialmente peligrosas o al mismo Youtube, MySpace y otros sitios de redes sociales.

Una de las bases que se sabe ha sufrido restricciones en su acceso a Internet es Maxwell Air Force Base (Montgomery , Alabama), porque el personal de la instalación “no ha demostrado – a juicio del Cuartel General – su capacidad de gestionar su red interna de una manera que no convierta a todos los demás en vulnerables”. Se da la circunstancia de que en la Base Maxwell tiene su sede la “Universidad del Aire” uno de los organismos de enseñanza principales del Air Education and Training Command (AETC) y su Cuartel General el Ala 754 de Sistemas Electrónicos. También tiene en esta base su sede el Air & Space Power Journal la revista profesional de la Fuerza Aérea que constituye una interesante fuente de información sobre doctrina e historia de la guerra aérea y que cuenta con una edición en español que puede leerse en la web.

Esta entrada fue publicada en Rerum Militari. Guarda el enlace permanente.